miércoles, 21 de octubre de 2015

Las fases de la Luna: Proyecto El Espacio

He de confesar que a mis años nunca me había preocupado por las fases de la Luna y nunca he sido capaz de reconocerlas. Partiendo de esa base resulta algo complicado traspasarle a Pequebicho conocimiento alguno sobre el tema. Así que como para poder enseñar hay que estar dispuesto a aprender me he documentado primero.

Desde siempre había pensado que la luna tiene cuatro fases, sin embargo, se divide en ocho:

Como los nombres de las fases menos conocidas me parecen bastante complicados empezaré con las fases más conocidas: Luna Nueva, Luna Llena, Cuarto creciente y Cuarto menguante.

Historia para contar:

Para contarle cómo van cambiado las fases he usado la luna de plastilina que vimos ayer y una linterna: "La Luna no tiene luz propia, es como la Tierra: las ilumina el Sol. Si está justo entre nuestro planeta y el Sol, la vemos totalmente oscura y la llamamos luna nueva. Como la Luna y la Tierra no están quietas y giran alrededor del Sol poco a poco vamos viendo como el Sol la ilumina, es como si creciera. Va creciendo, creciendo y creciendo hasta que la vemos totalmente iluminada, muy redonda y grande. Entonces es cuando la llamamos Luna Llena. Pero seguimos moviéndonos y ahora parece que se hace más pequeña, va menguando hasta volver a desaparecer y ser la Luna Nueva. "

Para enseñarle a diferenciar entre cuarto menguante y cuarto creciente he aprovechado que sus formas se parecen a una C y a una D. Mientras se lo contamos podemos enseñarle un dibujo con las diferentes fases: "Cuando la Luna se va haciendo más pequeña hemos dicho que está menguando, tiene forma de C. Es como si la tripa se le fuera metiendo para dentro, para dentro, para dentro... hasta desaparecer. Y cuando está creciendo, la tripa se le va haciendo grandota como si fuera una D. Hasta hacerse tan grande, tan grande, que la vemos redonda como una pelota muy iluminada."

Para que se le queden claros los conceptos menguante y creciente, he repetido mucho las palabras utilizando los brazos: Pasando de tener los dedos de la mano juntos hasta abrir completamente los brazos repetimos la palabra "creciente" diciéndolo cada vez más alto. De esta postura y repitiendo "menguante" cada vez más bajito reforzamos el concepto de menguante.

Actividad para reforzar: Comecocos de las fases de la Luna



No sé si os acordáis de los comecocos que hacíamos cuando eramos pequeños poniendo diferentes colores y debajo escrito Guapo, Feo, Listo, Tonto... Decíamos un número y un color, levantábamos la solapa y veíamos lo que nos tocaba.
Pues se me ha ocurrido hacer uno pero con las fases de la luna: Dibujamos las distintas fases y debajo escribimos el nombre que le corresponda.
He hecho uno con todas las fases que dejaremos cuando las vayamos teniendo más dominadas, otro que ha dibujado Pequebicho y en el que ha escrito las cuatro fases principales.

Os dejo una imagen para imprimir con el comecocos más completo por si lo queréis descargar. Por si no os acordáis de como doblar el folio para hacerlo, he buscado unas instrucciones para que lo podáis hacer:



Espero que estas ideas os sean útiles con vuestros pequeños, y ahora... ¡A aprender!


2 comentarios:

  1. ¡Qué ideas tan útiles y geniales! Enhorabuena y gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ideas tan útiles y geniales! Enhorabuena y gracias por compartir :)

    ResponderEliminar